Wine Lovers

TIPOS DE VINO. Vinos tranquilos (tintos, blancos y rosados).

VINOS TRANQUILOS:

VINO TINTO.

Se elabora con variedades tintas en presencia de los hollejos (piel de la uva) de donde se extrae color, aromas y taninos, imprescindibles estos últimos para la estructura (cuerpo) del vino, y necesarios para la longevidad de estos ya que protegen de la oxidación, uno de los mayores enemigos de nuestro amado líquido.

Dependiendo de la variedad y del tiempo que estén en contacto las pieles con el vino se extraerá más cantidad o menos, dependiendo de la cantidad de remontados (poner en contacto el vino con las pieles que están en la parte de arriba del depósito por efecto del gas carbónico) y del tiempo que duren estos.

Tras la fermentación, se separan las partes sólidas del vino y pasa a afinarse, ya sea en barrica, tina, fuerte, cemento, tinaja, etc…en caso de que sea un vino que será sometido a crianza.

VINO BLANCO.

Se elabora a partir de variedades blancas, y en algunos casos de tintas (sin contacto con los hollejos).

Fermenta normalmente sin las pieles, aunque actualmente algunas bodegas elaboran algunos en contacto con ellas, a los que se les denominan “vinos naranjas” o si eres más cool, “orange wines”, obviamente estos tendrán más estructura que los vinos que fermentan sin ellas.

Para extraer aromas, y no taninos (ya que para ello se necesita que haya empezado la fermentación en la que se empieza a producir etanol), se hace una maceración prefermentativa, manteniendo a una temperatura baja(en torno a 5 °C) en la que se inhibe la acción de las levaduras y así se evita que empiece a fermentar.

Posteriormente, antes de la fermentación, el mosto se desfanga (separar las partes sólidas del mosto), y se favorece una temperatura idónea para que arranque la fermentación.

VINO ROSADO.

Se elabora a partir de variedades tintas, manteniendo en contacto, previa fermentación, durante un tiempo determinado corto,  según la intensidad de color que se desee, el contacto con los hollejos. También se elaboran por prensado directo, es decir los racimos se llevan a la prensa y con un suave prensado se extrae el mosto que pasará a los depósitos donde comenzará la fermentación.

La fermentación es igual a la de un blanco, sin contacto con las pieles, a una temperatura controlada determinada, de lo que os hablaré otro día.

Y ¡basta!  por hoy, en el próximo post os hablaré de los vinos “especiales”: espumosos, encabezados, vinos dulces.

¡Salud!, y a disfrutar de un domingo de vinos disfrutones.

Can Sumoi Sumoll-Garnatxa

Sapientia Verdejo

Viña zorzal rosado

Deja una respuesta