Wine Lovers

Diferencias entre Godello y Albariño

No pretendo en esta entrada enfrentar (aunque el por el título lo parezca) a estas dos variedades que nos dan unos vinos blancos tan fantásticos, ¡ni mucho menos!, sino hablaros de las virtudes de cada una de ellas, de sus similitudes y de lo que las diferencia.

Se las ha comparado con otras variedades de uvas nobles internacionales apreciadas a nivel mundial, y creo que no es demasiado acertado, pues son tanto una como otra, variedades de una calidad estratosférica y que no necesitan de comparaciones.

Unos seréis más del perfil aromático de albariño, otros del volumen en boca de la godello, o de sus aromas quizá más minelares, sobre todo si hablamos de la godello del Bierzo.

Os hablaré de ellas brevemente para que os hagáis una idea general, pues como sabéis, hay muchísimos factores que influyen en el vino que se obtendrá de una y otra variedad.

A grandes rasgos:

ALBARIÑO.
Uva reina gallega por excelencia, la más aclamada, aunque sus vecinas han ido ganando un merecido prestigio en los últimos tiempos (godello, treixadura, etc).
Su Denominación de origen, la D.O. Rías Baixas, aunque también se cultiva en Ribeiro, Ribeira Sacra, etc.

Con ella se elaboran tanto vinos blancos jóvenes, como vinos fermentados y criados en barrica, blancos sobre lías, y espumosos.

Da unos vinos con elevada acidez, que los hace muy longevos, y con buena capacidad para envejecer en botella y desarrollar una gama de  aromas muy completa.

Tiene un gran potencial aromático, de intensidad alta, marcado por aromas florales (azahar, jazmín), fruta cítrica madura, piña (más verde o más madura en función de la zona y el elaborador), apuntes herbáceos, y como ya he dicho, con la crianza en botella gana en complejidad, desarrollándose unos muy interesantes aromas terciarios.
Dicen que los mejores albariños son los de 4-5 años en botella.

GODELLO.

Tiene su corazón dividido entre el Bierzo (León) y Valdeorras (Galicia).
En Galicia también se la encuentra en Monterrei y Ribeiro.

Los vinos que da esta variedad suelen ser vinos con más cuerpo que Albariño, debido principalmente a la cantidad de glicerina que generan durante la fermentación.

Sus aromas van desde la fruta de hueso, flores blancas, fruta verde como la manzana o la pera, y por supuesto, notas cítricas.

También tiene una elevada acidez, pero menos que la albariño, y es muy común, en la godello de calidad, realizar una crianza con sus lías para dotarlo de más textura y complejidad aromática.

También es una variedad cuyos vinos evolucionan bien en botella ganando en complejidad y domando un poco su acidez, al igual que la albariño.

Una variedad que en los últimos tiempos ha despertado mucho interés entre la comunidad Wine lover, y se ha puesto muy de moda, y ¡no me extraña!.

¿No sabes qué vino Godello comprar? Nuestra recomendación:

 

 

Y hasta aquí la entrada de hoy. ¡Salud y buena semana!

Deja una respuesta